Programa de Compliance para promotora inmobiliaria

Las experiencias de compliance presentan casos reales de  programas de cumplimiento implementados en empresas y de los que destacamos aquellas cuestiones o características que en su elaboración han resultado más relevantes.

Contexto de la organización.

Interior de un Centro comercial

Área de trabajo. Filial española de un consorcio alemán, dedicada a la promoción y desarrollo de proyectos llave en mano para la construcción de centros comerciales. La actividad empresarial comprende desde la localización inicial de los terrenos, negociaciones con los propietarios, estudios urbanísticos, evaluación de impacto ambiental, obtención de licencias, financiación, trabajos de construcción, negociación con grandes superficies y demás actividades necesarias hasta la puesta en marcha y pleno funcionamiento del centro comercial.

Ámbito de actuación. Siendo la empresa española filial de una multinacional alemana, la elaboración del programa de compliance requirió el estudio de la normativa interna del grupo, parte de ella proporcionada en inglés y otra en alemán. La empresa trabaja en España y Portugal.

Materiales previos. Debido al tamaño de la empresa en España, con un reducido número de trabajadores, la compañía carecía de sistemas previos de control interno o de gestión de calidad.

Análisis de riesgos.

Construyendo un Centro comercial

La urbanización de terrenos, la promoción urbanística, la construcción y desarrollo de obras y la edificación en general, siendo actividades esenciales al desarrollo económico, de manera simultánea han sido tradicionalmente un área de muy elevado riesgo de corrupción. Las competencias que en materia de urbanismo tiene la administración local han sido el terreno abonado a negociaciones ilícitas, a la concesión de ventajas indebidas o la financiación irregular de los partidos políticos. La corrupción urbanística ha tenido efectos perniciosos tanto para el descrédito de las instituciones y de los partidos políticos, cómo para el hábitat o los terrenos protegidos en especial en nuestras costas.

Por otra parte, la condición de sujetos obligados que la Ley 10/2010 de Prevención del Blanqueo de Capitales y Prevención del Terrorismo establece para las empresas con actividad inmobiliaria, exige a estas dotarse de las medidas de organización y control adecuadas.

Medidas de prevención.

El programa de prevención se construyó comenzando por un Código Ético o de Conducta. El programa fue desarrollado siguiendo las recomendaciones de la Norma internacional ISO 19.600. Posteriormente tras la publicación de la Norma UNE 19.601, se realizaron las adaptaciones al objeto de permitir en un futuro su certificación. Se designó un compliance officer unipersonal. Se imparte formación continuada a la totalidad de la plantilla. Se ha creado un canal de denuncias. La empresa ha dispuesto medios para el desarrollo del programa y se han elaborado protocolos específicos para la mitigación del riesgo en cada una de las áreas previamente identificadas.

Con carácter complementario la empresa ha realizado un análisis de los riesgos de blanqueo de capitales y cuenta con un Manual de Prevención del blanqueo adaptado a la Ley 10/2010.